Representación ante la SANTA SEDE

Presentación del libro “MAMA ANTULA - La vida de la mujer que fundó la espiritualidad en la Argentina” de la escritora argentina Ana María Cabrera

En el día de ayer, miércoles 6 de diciembre, se llevó a cabo en la "Sala dei Papi" de la Basílica de Santa María Sopra Minerva, la presentación del libro “MAMA ANTULA - La vida de la mujer que fundó la espiritualidad en la Argentina”, de la escritora argentina  Ana María Cabrera.

María Antonia Paz y Figueroa, popularmente conocida como Mama Antula, nació en 1730 en la ciudad de Santiago del Estero, Argentina. Desde muy joven comenzó a trabajar con los jesuitas colaborando en la organización de ejercicios espirituales. Luego de la expulsión de los jesuitas, consagró su vida a peregrinar a pie las provincias rioplatenses en los tiempos coloniales como continuadora de su obra.  En 1795 fundó la Casa de Ejercicios Espirituales en Buenos Aires, la que aún sigue cumpliendo su misión bajo el cuidado de la congregación Hijas del Divino Salvador. Falleció el 7 de marzo de 1799. Sus restos descansan en la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, de la ciudad de Buenos Aires. El 27 de agosto de 2016 fue beatificada por el Papa Francisco.

Participaron del panel expositor el Oficial de Protocolo de la Secretaría de Estado y colaborador de la causa de beatificación, Monseñor Guillermo Karcher; la postuladora de la causa, Dra. Silvia Correale; la escritora Ana María Cabrera y el Embajador Argentino ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter.

A modo de introducción el Embajador Pfirter destacó la importancia de contar con un espacio para dar a conocer y honrar la maravillosa vida y obra de la beata Mama Antula. Asimismo, el Embajador recordó su ceremonia de beatificación que tuvo lugar el 27 de agosto de 2016 en la ciudad de Santiago del Estero a la cual asistieron autoridades nacionales y vaticanas acompañadas por miles de fieles.

A continuación, Monseñor Karcher valoró la contribución que el libro puede hacer para difundir la figura de Mama Antula, una gran mujer que realizó una obra enorme en Argentina. Además, luego de remarcar el trabajo realizado para escribir la “positio”, recordó que el mismo Santo Padre, por entonces Arzobispo de Buenos Aires, se informaba constantemente sobre el avance de esa causa y que él mismo describió a la beata como “una mujer que vale oro”. Mons. Karcher hizo particular hincapié en la fuerza y la excepcionalidad de su figura femenina; una mujer que desafío los perjuicios de su época  y contribuyó enormemente a la construcción de la espiritual argentina comprometiéndose a no dejar morir la obra de humanización de los jesuitas.  Añadió que, además de construir casas de oraciones y organizar los Ejercicios Espirituales, introdujo en Argentina la veneración de San Cayetano y de “Manuelito”. Para finalizar, destacó que su obra fue tan importante que llegó a ser conocida en Europa donde incluso se editó un librito titulado “El Estandarte de la Mujer Fuerte” traducido al francés, al alemán y al italiano.

Por su parte, la Dra. Correale detalló brevemente su trabajo como postuladora de la causa y comentó que descubrir a Mama Antula fue como descubrir un tesoro no sólo de Argentina  sino de toda América Latina. Explicó que la causa de la beata fue la primera que llegaba de Suramérica en aquellos años. Al mismo tiempo recordó que los padres fundadores de la Argentina asistieron a los ejercicios espirituales organizados por Madre Antula en la casa de Buenos  Aires.  Por último, indicó que estudiar la figura de esta Beata nos enseña que nosotros, los argentinos y los latinoamericanos, somos herederos de una grande tradición de valores que deben ser recordados para que su testimonio nos acompañe y asesore en nuestra vida cotidiana. Es lo que necesitamos para recordarnos que hacemos cosas grande y es justamente en eso que nos ayuda este libro, afirmó la Dra. Correale.

Luego tomó la palabra la escritora Ana María Cabrera quien subrayó nuevamente el significado de las enseñanzas de Mama Antula, de su testimonio de mujer valiente y desobediente  de su época que salió a caminar para derramar amor, a dar un mensaje de unión. Asimismo, comentó sus vivencias al escribir este libro, de cómo se dejó guiar por el personaje y de por qué escribe sobre los “silencios de la historia”.  Finalmente destacó dos aspectos de la esencia de la beata: su perseverancia y su faceta literaria ya que Mama Antula sabía leer y escribir, una rareza por aquellos tiempos.

A modo de cierre, el Embajador Pfirter citó el mensaje del Santo Padre en ocasión de la ceremonia de beatificación de Mama Antula en el cual dio gracias a Dios por “haber bendecido su tierra con esta mujer valiente, plena de amor a Jesucristo, y que nos señala el camino, el único de salvación” y le pidió a Mama Antula que “los bendiga a todos ustedes y los haga crecer en el amor de Dios y en el amor entre ustedes”.

Entre el público presente se encontraban los Embajadores de Brasil, Chile, Bolivia, Costa Rica, Panamá, Honduras, Uruguay, Venezuela; miembros del cuerpo diplomático latinoamericano; religiosas y religiosos argentinos y periodistas.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular