Representación ante la Santa Sede

Se celebraron en Roma las Bodas de Oro sacerdotales del Cardenal Leonardo Sandri

El sábado 2 de diciembre se celebraron en Roma las Bodas de Oro sacerdotales del Cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias orientales,  quien fue ordenado el 2 de diciembre de 1967 por el Arzobispo Juan Carlos Aramburu, entonces coadjutor de Buenos Aires.

En dicha ocasión, el propio Pontífice le envió una carta al purpurado argentino, que fue leida antes del inicio de la santa misa, en la que recordó las etapas más importantes en la vida del cardenal, quien en 1970 llegó a Roma, donde se graduó en derecho canónico y asistió a la Academia Eclesiástica Pontificia. Luego entró al servicio de la Santa Sede donde tuvo numerosos cargos en la diplomacia del Vaticano: primero en la nunciatura apostólica en Madagascar, luego en la Secretaría de Estado y, finalmente, en la representación pontificia de los Estados Unidos de América. Llamado de regreso a Roma, Sandri fue durante un tiempo regente de la Prefectura de la Casa Pontificia. Antes de su nombramiento como sustituto de la Secretaría de Estado se desempeñó como Nuncio en Venezuela y México. Ejerciendo el cargo de sustituto de la Secretaría de Estado fue quien le dio al mundo el triste anuncio de la muerte de Juan Pablo II, el 2 de abril de 2005.

Por su parte, el Prefecto de la Congregación para la Iglesias Orientales y Gran Canciller de la Pontificio Instituto Oriental quiso celebrar el cincuenta aniversario de su ordenación sacerdotal junto con sus hermanos, parientes, compañeros de trabajo y amigos. Muchos participaron en el rito litúrgico, durante el cual el Cardenal dio gracias al Señor por su vida sacerdotal y episcopal. En este aniversario de oro, dijo entre otras cosas: "Confieso corazón abierto y en voz alta que había podido contemplar los muchos signos de la bondad de Dios a mi alrededor."

Recordó a su familia -inmigrantes italianos de la zona del Trentino- en particular a su madre, "que tenía tanto respeto por los sacerdotes". Asimismo recordó a su querida Argentina, que durante el tiempo de formación en el seminario tuvo como rector a Monseñor Pironio, cuya causa de beatificación se encuentra abierta.

En sus palabras el Cardenal también recordó sus primeros años, como secretario del Arzobispo Aramburu, sus estudios en Roma y el servicio diplomático de la Santa Sede en las diversas Nunciaturas, así como los largos años en la Secretaría de Estado, hasta los últimos diez años, cuando le pidieron que "caminara junto a los hijos e hijas de las Iglesias orientales católicas". Mencionó que pasó medio siglo marcado por muchas historias, "alegres y dramáticas", pero también por tantos testimonios de santidad. Entre ellos, destacó sus encuentros con la Madre Teresa y el servicio junto a San Juan Pablo II.

 

Texto completo de la carta del Santo Padre al Cardenal Sandri (traducción al italiano del texto original en latin):

/userfiles/v7/2017.12.02%20Carta%20del%20Santo%20Padre%20%20aniversario%20ordenaci%C3%B3n%20sacerdotal%20Card.%20Sandri%281%29.pdf

Texto de la  homilía del purpurado argentino (versión original en italiano):

/userfiles/v7/OMELIA50simo2-12-2017.pdf

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular