Representación ante la Santa Sede

El Papa Francisco calusuró el VIII Encuentro Mundial de las Familias

 

 

 

 

El domingo 27 de septiembre, el Papa Francisco presidió la Santa Misa de clausura del VIII Encuentro Mundial de las Familias, en el Benjamin Franklin Parkway de Filadelfia.

Ante una multitud, estimada en 1.500.000 personas, el Santo Padre reivindicó la institución familiar como lugar donde “la fe se hace vida y la vida crece en la fe”.

En particular, quiso subrayar que "el desafío urgente de proteger nuestra casa incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral" y por eso, los instó también a evitar las divisiones estériles.

A ese respecto, cabe destacar que en una reunión que tuvo lugar el día anterior en el Seminario San Carlos Borromeo, el Papa había pedido a los obispos invitados al VIII Encuentro con las Familias un cambio de actitud.

Los invitó a no quejarse por "la profunda transformación del la época, que incide en la cultura social (y también jurídica) de los vínculos familiares", ni por el hecho de que los jóvenes ya no se casan, sino a oponerse la cultura actual del consumo y del egoísmo valorando la propuesta positiva de la familia.

"Como pastores los obispos estamos llamados a aunar fuerzas y relanzar el entusiasmo para que se formen familias que, de acuerdo con su vocación, correspondan más plenamente a la bendición de Dios. Tenemos que emplear nuestras energías, no tanto en explicar una y otra vez los defectos de la época actual y los méritos del cristianismo, sino en invitar con franqueza a los jóvenes a que sean audaces y elijan el matrimonio y la familia. Hay que entusiasmar a los jóvenes a que corran ese riesgo, pero es un riesgo de fecundidad y de vida", les explicó el Santo Padre.

En aquella misma ocasión, también los invitó a acompañar a los que viven en las situaciones más complejas curando las heridas, para que descubran que son capaces de ofrecer testimonio.

Por todo ello, el Papa Francisco decidió clausurar el VIII Encuentro Mundial de las Familias afirmando que " todo él que quiera traer a este mundo una familia, que enseñe a los niños a alegrarse por cada acción que tenga como propósito vencer el mal y encontrará gratitud y estima, no importando el pueblo o la religión, a la que pertenezca."

Y al terminar su homilía,  auspició "Dios nos conceda a todos ser profetas del gozo del Evangelio, del Evangelio de la familia, del amor de la familia, ser profetas como discípulos del Señor, y nos conceda la gracia de ser dignos de esta pureza de corazón que no se escandaliza del Evangelio. Que así sea."

Finalmente, el marco de esa celebración, el Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, Monseñor Vincenzo Paglia, anunció que el próximo Encuentro Mundial de las Familias se celebrará en 2018 en Dublín, Irlanda

 

 

Para leer lel texto completo del Santo Padre:

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/homilies/2015/documents/papa-francesco_20150927_usa-omelia-famiglie.html

 

Para leer el texto completo del discurso brindado por el Papa Francisco  en la reunión con los obispos invitados al VIII Encuentro con las Familias  en el seminario Carlos Borromeo, el día26 de septiembre:

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/september/documents/papa-francesco_20150927_usa-vescovi-festa-famiglie.html

 


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular